21 de noviembre de 2011

Huracán 1 – Tauber 0

Quizás por ser contemporáneos de Diego A Maradona, durante muchos años los amantes del fútbol y obviamente los funebreros, sabemos muy bien que existen jugadores que hacen la diferencia. Esos iluminados que con su sola presencia pueden alterar un resultado y volverlo a favor, mediante una genialidad, o una mínima cuota de magia.
Y en nuestras retinas funebreras aun hoy se nos cae una lágrima cuando rememoramos aquella tarde en la que el gran Jorge ´´Salvador´´ Vivaldo atajaba esos penales en la definición ante Defensores de Belgrano, consagrándolo desde el lugar de Ídolo al de Gloria Funebrera.
En estas cosas pensábamos al cabo de los primeros 45m en la calurosísima tarde en Parque Patricios, donde el local, Huracán, recibía al elenco Funebrero por la 15ta Fecha del Nacional B.
Y era mas que obvio, por que lo que vimos en esos 45´iniciales tenía mucho que ver con lo antedicho en razón de que Chacarita había planteado sobre el campo de juego esa rara sensación de que lo podíamos ganar merced a la estupenda tarde que Nicolás Tauber tenía; tapándole 2 claras a Villegas (ex Chaca), un mano a mano y remate a 2 mts y un cabezazo frontal desde 5 mts, que hicieron lucir a nuestro arquero y ofuscar a un elenco local que también tenía sus falencias. Chacarita mostraba un poco más de profundidad pero sin lastimar. La movilidad de Ereros y el apoyo de Guanca mas las ganas de Rossi, daban lugar a pensar que se podía llegar. Pero lo único que genero Chaca en ese tiempo fue un remate desde afuera de Guanca, sorpresivo y muy bien pateado que dio en el vértice y reboto en el césped del lado de afuera de la línea de gol. El gol milagroso del que nos hablaba De la Riva y se había dado en los dos anteriores encuentros, esta vez, no había entrado. No desnivelaba un delantero, pero al menos, nivelaba nuestro arquero.
Al minuto inicial del ST Huracán se pone en ventaja mediante un gol de cabeza de Villegas, quien anticipa (otra vez) a toda nuestra defensa y coloca la pelota al lado del palo. Inatajable.
Huracán, que tiene un DT que también sabe de sus propias limitaciones, se repliega automáticamente y cede la pelota a Chacarita, cierra sus líneas y apuesta al contragolpe. Es el momento en que Chacarita debe ir a buscar el partido. Pero la realidad nos golpea nuevamente y Chaca, ya sin Ereros (lesionado, mínimo 20 días) se sumerge en esta tristísima realidad de ser un equipo fantasma, totalmente sin ideas, con un sorprendente bajo nivel en sus individualidades, superado físicamente en todas sus líneas. Chaca iba y chocaba con la línea de fondo local, sin lastimar, sin generar juego, sin alma.
Nada, ni siquiera un ´´error´´ por el cual Herrera recibe un centro atrás y con todo el arco a su disposición la tira 2 mts arriba del travesaño. Difícil calificar el desempeño de nuestros jugadores, por lo que lo único que podemos rescatar es la labor de Nico Tauber quien también en el ST tapo otras 2 claras del Globo, evitando que el resultado sea una diferencia mayor o goleada.
Párrafo aparte para esos 5000 funebreros que se acercaron hasta Pque. Patricios con el aliento y el colorido de siempre y que luego de alentar toda la jornada se retiraron en silencio, masticando bronca, preocupados, y con el claro sinsabor de este presente.
Algunos dicen que hoy día con Messi solo, no se ganan partidos en la selección. Mucho menos entonces se podrá ganar 1 partido si dependemos exclusivamente de que Nico Tauber ataje 11 puntos.
Walter Zalcman
Pasión Funebrera



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada